¿Qué es la Psicología con adultos?

Aunque se supone que los adultos ya poseen las habilidades necesarias para adaptarse al mundo en que viven. Sin embargo, esta etapa no está libre de la aparición de dificultades que pueden desembocar en crisis, generar malestar o interferir en el día a día. La intervención psicológica con adultos se encarga de intervenir en las diferentes etapas de la vida.

¿Cuáles son las consultas más frecuentes?

En muchas ocasiones, las personas adultas acuden a la Psicología cuando algunas facetas de sus vidas resultan disfuncionales y provocan consecuencias negativas, tanto en él/ella o en su entorno. Los motivos más frecuentes de consulta son:

Otras veces, el malestar puede estar ocasionado por situaciones que suponen un  cambio vital y no se sabe cómo afrontarlas, por ejemplo:

  • Duelos.
  • Ruptura o crisis de pareja.
  • Nacimiento de hijo/a.
  • Enfermedades propias o de algún familiar (Alzheimer, cáncer, etc).
  • Trastornos psicológicos propios o de algún familiar (psicosis, esquizofrenia, trastornos de la personalidad, etc).

También se acude al psicólogo cuando se lleva a cabo una intervención multidisciplinar, como en casos de trastornos mentales graves (esquizofrenia, trastornos psicóticos, etc.), en casos de trastornos de personalidad, en tratamientos de control de peso, con trastornos de la conducta alimentarias, entre otros.

¿Cómo funciona la intervención psicológica?

En primer lugar, el papel de psicólogo será acompañar y guiar el proceso de cambio, enseñar nuevas estrategias y ayudar a la persona para que resuelva sus problemas.

Por otro lado, para que una intervención individual resulte eficaz, se requiere del trabajo conjunto entre terapeuta, persona y,  en algunas situaciones, se solicita la colaboración de familiares o pareja.