¿Qué puedes hacer para aumentar el placer en las relaciones sexuales? Tener sexo con los cinco sentidos:

VISTA

En la era de la imagen, podemos aprovechar para hacer uso de la multitud de recursos disponibles, fácilmente asequibles y para todos los gustos. Recurrir a películas e imágenes eróticas para favorecer las relaciones sexuales (¿Has investigado? ¿Sabes que hay porno para todos los gustos?). Jugar con producir cambios en la propia imagen: vestirse con ropa insinuante, cambiar de lencería, salir a la calle sin ropa interior, realizar una sesión de fotografía desnudos/as, filmar escenas caseras, crear fantasías eróticas compartidas, hacer un striptease en pareja, etcétera. Además, eliminar la vista en los encuentros tapando los ojos puede resultar muy excitante y permite aumentar las sensaciones de los demás sentidos. Recuerda que la visión implica tanto a quién mira como a quién muestra.

OÍDO

¿Qué sería de las películas sin sus bandas sonoras? ¿Has probado a escuchar una escena porno sin verla? ¿Has jugado a hablar con tu pareja mientras…? Los sonidos de los encuentros sexuales pueden marcar una gran diferencia. Poner música de fondo, jugar con la modulación de la voz, gemir, gritar, utilizar palabras picantes, calientes, groseras, que se salgan de nuestro vocabulario habitual, son algunas sugerentes ideas.

OLFATO

El olfato es el sentido que provoca reacciones emocionales más inmediatas. A través del olfato podemos trasladarnos a multitud de situaciones. Probar a activar el deseo utilizando determinadas fragancias, cambiar de perfume, utilizar olores que transporten a otros momentos o lugares, usar lubricantes tentadores. También se pueden potenciar los olores propio del cuerpo, ¿acaso hay un olor más afrodisíaco que el de un cuerpo desnudo y limpio? Como dicen un sabio que mantendremos en el anonimato: “Los genitales tienen que oler a genitales, lo raro es que huelan a butano”.

GUSTO

Para disfrutar de una erótica plena y placentera, no hace falta salir a la búsqueda de remedios milagrosos, ni de fórmulas afrodisíacos imposibles. Ese efecto lo crea cada una y cada uno con sus expectativas y su poder de sugestión. La mejor forma de estimular el deseo a través del gusto no es comer determinados alimentos, sino utilizarlos para acompañar nuestros encuentros. Cocinar juntos. Desayunar en la cama. Limpiarle a besos la boca a nuestra pareja. Extender chocolate, nata, miel, mermelada, frutas,… por el cuerpo de la pareja. Los encuentros con comida y bebida puede ser muy gratificantes pero el mejor afrodisíaco será disponer de un cuerpo que degustar, lamer, chupar, morder y comer.

TACTO

El sentido erótico por excelencia. El cuerpo tiene enorme capacidad para dar y recibir estímulos a través del tacto. La piel es el órgano de amar más extenso, más sensible, más maleable, más flexible y más excitante. Es una fuente inagotable de posibilidades, nos ayuda a salir de la rutina, a mantener vivo el deseo, a conocer y conocernos. Incorporar masajes, guantes, plumas, aceites, experimentar con textiles, variar las presiones. ¿Se te ocurre mejor idea que descubrir y dibujar tu mapa erógeno y/o el de tu pareja?

Si estás cansado/a de que tus encuentros siempre sean igual, anímate a cambiar. Juega a utilizar principalmente uno de estos sentidos en tu próximo encuentro y ve variando. No hay nada más divertido que explorar. Y recuerda que en Terapia y Más podemos ayudarte a desarrollar tu erótica y la de tu pareja.

 

Julia Silva García.

Sexóloga de Terapia y Más.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.